Los Radares de tramo : ¿Cómo funcionan?

Los Radares de Tramo, también conocidos cómo de velocidad media, se diferencian de los radares fijos y móviles en que controlan la velocidad media del vehículo durante un tramo de vía desde un punto A hasta un punto B de la misma.

Son más fiables que los radares fijos o móviles, ya que el conductor deberá mantener durante ese recorrido una velocidad media inferior o igual a la establecida para ese tipo de vía para evitar cometer una infracción.

Éstos radares se sitúan preferentemente en carreteras convencionales o vías secundarias y en túneles, ya que debido a su trazado y características, cuentan con una alto número de accidentes de tráfico registrados y una alta mortalidad entre los ocupantes de dichos vehículos.

 

Resultado de imagen de radar de tramo

 

Funcionamiento del Radar de Tramo

El funcionamiento pasa por la colocación por parte de la DGT de una cámara de visión artificial en el punto en que se inicia el tramo de vía sujeto al radar y otro a la salida, controlando en todo momento la velocidad de los conductores que por él pasen y basándose en el tiempo que tardan en recorrer dicha distancia para establecer la necesidad o no de interponer una sanción económica.

Así pues su actividad no consiste en registrar la velocidad de los vehículos en sí, sino el tiempo de paso por ese tramo concreto de la vía.

Este tipo de radares no aplican un margen de error como sí tienen los fijos o los móviles, por lo que si el límite de velocidad establecido para una vía es de 90 km/hora, se sancionará a partir de que el vehículo circule a 91 km/hora.

 

Resultado de imagen de radar de tramo

 

¿Dónde están colocados los Radares de Tramo?

Si quieres conocer dónde se encuentran los radares fijos, radares móviles y radares de tramo en las carreteras españolas consulta el siguiente enlace de la DGT: Información de radares y tramos de intensificación de vigilancia.

Os dejamos una infografía de los radares de tramo publicada en la revista de la DGT.