El efecto giroscópico en las motocicletas

El efecto giroscópico en las motocicletas es aquel que permite que la motocicleta se mantenga recta y en equilibro a partir de que alcanza los 30 kilómetros por hora. Si la motocicleta circula a una velocidad menor, será el conductor de la misma y no el vehículo en sí, el que deberá mantener la motocicleta en equilibro mediante sus propios movimientos.

A nivel físico el efecto giroscopio se dará cuando la rueda de la motocicleta, que sigue un movimiento rotacional alrededor de su propio eje, se la obliga a girar también según otro eje que no es el suyo. Éste efecto se dará siempre sobre tres cuerpos en movimiento de la motocicleta: las dos ruedas y el cigüeñal del motor.

El efecto giroscópico
El efecto giroscópico

Finalmente diremos que el efecto giroscópico es el que hace que las ruedas, que conservan el ángulo de inclinación, sean las responsables de que pese a que una motocicleta pueda sufrir una gran inclinación no se caiga al suelo debido a la gravedad.

Así pues cuando nos aparezca una pregunta en nuestro examen del permiso A, ¿qué es el efecto giroscopio?, recordaremos que es a partir de 30 kilómetros por hora cuando comienza a funcionar el efecto giroscópico en las motocicletas, y que es aquel que permite que se mantengan en equilibrio.